viernes, 15 de mayo de 2015

Entrevista a la poetisa Adriana Schlittler Kausch


Sus poemas son una inundación inminente de sentimientos, para mí, desde hace algunas lunas.

Ella es encantadora y respondió a algunas preguntas que le envié. A través de ellas, vamos a intentar averiguar más acerca de su amor por la poesía y como es tan amable esta hermosa muchacha, como complemento, comparte con nosotros algo de su historia. 


¿Cómo te llamas y cuántos años tienes? Me llamo Adriana Schlittler Kausch y tengo 32 años.

¿Dónde naciste y dónde vives ahora? Nací en Porto Alegre, Brasil. Marché a Torremolinos con ocho años y, desde hace casi diez, vivo en Sevilla.

¿Cómo afecta donde vives a tu poesía? Sevilla es una de las ciudades más bellas del mundo. Ofrece una infinidad de estímulos sensoriales. Además, últimamente afloran las opciones culturales que emergen de lo underground; una, digamos, subcultura. Pero el año pasado estuve viviendo en el campo y noto muchísimo la diferencia: el contacto directo con la naturaleza es inmensamente más productivo.

¿Qué tipo de temas te interesan más? Yo siempre escribo sobre los mismos temas: la infancia, el dolor y el desarraigo. He tenido que convivir con esta sensación de orfandad, de no pertenecer a ningún sitio. Últimamente también escribo acerca de una obsesión nueva para mí, pero que parece que viene para quedarse: envejecer.

¿Qué consejo puedes ofrecer a quién esté en la búsqueda de su estilo personal? Leer, leer y leer.

¿Hay algún poema que sea tu favorito o sientas más especial? ¿Por qué? Cualquiera de Cavafis o de Paul Eluard o el libro IV de la Eneida. Haber realizado estas lecturas a una edad temprana supuso un paso decisivo en mi manera de concebir la literatura.

Si se va a enseñar en una clase el aprecio a la poesía ¿Qué tipo de lecciones intentas inculcar en tus alumnos? El año pasado tuve la oportunidad de inventarme una asignatura para mis alumnos de 4º de ESO. Se llamaba “Poesía Creativa”. Era de una hora a la semana durante todo el curso y con ella intentaba acercar a mis alumnos un tipo de poesía que pudiera encajar más con sus intereses e inquietudes. Aunque trabajamos con escritores de todas las edades, creí oportuno hacer hincapié en aquellos que habían publicado siendo jóvenes, por si de ese modo conseguía motivarlos. A partir de esas lecturas, ellos tenían que ofrecer también alguna respuesta creativa a través de un dibujo, una representación teatral, otro poema... Fue un año muy productivo y creo que todos disfrutamos mucho.

¿Qué te gusta hacer cuando no escribes? Además de leer y ver películas, me encanta coser, hacerme mi propia ropa. Esto me relaja más que ninguna otra cosa.

¿Estás inmersa en algún proyecto nuevo? Siempre. Estoy ultimando mi último poemario que saldrá después del verano, espero. Además, ya estoy dando forma a un par de cosas más.

¿Además de escribir, qué otras tareas creativas te gusta hacer? Me encanta hacer fotos aunque lo tengo un poco abandonado. Este verano retomaré un proyecto fotográfico que me obsesiona.

¿Coleccionas algo en concreto? Antes lo coleccionaba todo: bolis usados, marcapáginas, objetos que iba encontrando por la calle... me costaba mucho trabajo desprenderme de mis cosas. Pero después de tantas mudanzas he ido deshaciéndome de mi encantadora basura. Mi madre vende en un rastro, así que intento no acumular tanto y cederle a ella lo que he dejado de usar para que pueda sacar algún beneficio.

¿Cuándo comenzaste a escribir tus poemas? ¿Y a recitar? Empecé a escribir desde niña pero no se lo enseñaba a nadie. Luego tuve un Livejournal, luego un fotolog, después un blog... Así fui perdiendo la vergüenza. Lo de recitar fue mucho más reciente: cuando publiqué mi primer libro (2011).

¿Cuáles son tus tesoros más preciados? Mis libros. Mis zapatos.

¿Cuáles son tus heroínas? Mi heroína de ficción preferida es Dido, la reina de Cartago, que tiene poco de heroína en realidad ya que acabó suicidándose por amor.

¿Nos puedes contar algunos de tus sueños? Suelo soñar con chicles pegados a los dientes. Es angustioso. Es la pesadilla que más se me repite.

¿Nos podrías recomendar una/as canción/es para escuchar mientras leemos tus poemas? Burning bridges de Willis Earl Beal. On blue mountain de Foxygen. Lamento della Ninfa de Monteverdi. 

¿Por qué se llaman: Crueldades Afines, Parches y Vacaciones? Crueldades afines era el nombre de mi primer blog. Parches se llama así porque yo de pequeña usaba gafas y me tuvieron que poner un parche de esos ridículos que traumatizan a los niños. Y Vacaciones porque el libro habla de eso, de unas vacaciones. No soy muy buena dando títulos, jejeje.

¿Qué soñabas ser cuando crecieras? Yo quería ser actriz pero a los quince años decidí que sería profesora de latín. Como esto era muy friki, hice todo lo posible para que el sueño se convirtiera en realidad. Y así fue.

¿Tienes mascotas? En mi casa de campo tengo diez gatos.

¿Qué situación o momento mágico recuerdas de tu adolescencia? Ufff... Mis recuerdos de la adolescencia distan mucho de ser mágicos. Creo que fue la peor etapa de mi vida. No sé ponerte en pie ningún recuerdo agradable. Menos mal que nos hacemos adultos.

¿Qué sientes al terminar de crear un poema? Siempre tengo la sensación de que no está acabado, por lo que tengo que dejarlo reposar un tiempo y luego enfrentarme a él con otra perspectiva.

¿Qué necesitas para escribir? Un bolígrafo y un trozo de papel. Y lectura, mucha lectura.

¿Lo que más te gusta y menos te gusta de escribir? Lo que menos me gusta es corregir porque puede durar eternamente y cuesta mucho trabajo decidir cuándo tienes que parar. Todo lo demás me gusta.

¿Películas favoritas? Muchísimas. El amor de Roberto Rossellini, Secretos de un matrimonio de Bergman, El fuergo fatuo de Louis Malle, Jules y Jim de Truffaut, El poder de los sentimientos de Alexander Kluge, Rebeca de Hitchcock...

¿Puedes decirme cinco cosas que te definan? Me gustan los animales. Tengo hipocondría. Soy muy poco nocherniega porque me gusta aprovechar la mañana. No tengo Whatsapp. Me da miedo conducir.

¿Hablan tus poemas de ti? Uff, sí... qué vergüenza.

¿Cómo expresas tu personalidad? Soy una persona muy insegura y un poco obsesiva. También soy muy sensible (creo que esto es bueno).



Cuánto tiempo pasas
jugando a planear un turno nuevo
dejando torcer un nuevo espacio
a un horno abierto
mirando a la certidumbre como

No hay arquitrabe que sostenga el mundo
¡Ya está bien!
Game over
Te toca levantar lo que has tirado
Aquello que hiciste un día parte de algo
o parte de la parte de algo

No sigas haciendo pan con mis migajas
Ya está bien de cotizar años
de aves migratorias

No inventes coordenadas
para quedarte a mi lado

Soy fiel a estar sola
(Parches, 2013)
Adriana Schlittler Kausch

2 comentarios:

  1. Bonita entrevista.. Me encantan sus poesías. Gracias chicas¡¡ Incluso me siento identificada en algunas cosas. Me considero privilegiada de poder crecer.. y aprender a "Ser fiel a estar sola".. I love it¡¡ Besos

    ResponderEliminar
  2. Que interesante la entrevista! Y que inspiradora su poesía. Bonita iniciativa para el blog, siempre es importante conocer a la persona que hay detrás de lo que leemos ;)

    ResponderEliminar